Alberto y Vero

Vero y Alberto

Vero y Alberto

Bajo las gafas de Alberto y su apariencia intelectual se esconde una máquina sexual cuyo potencial preferimos no conocer directamente, sino por referencias. Verónica puede dar buena fe de ello, pues tuvieron que insonorizar su piso de Tordesillas para no provocar insomnio a sus vecinos. Y encima ahora tendrán que ir a por la parejita. ¡Suerte, y al toro!