Ana

Ana

Ana, a punto de ser aplastada entre su hermano Josemi y Cristina

Después de varios años de peregrinaje restaurando todas las catedrales de España, Ana ha decidido dejar de vestir santos y ha conseguido un trabajo fijo que la convierte en una de las solteras de oro de la peña La Chola. En fiestas se entretiene haciendo playback al tararear canciones en inglés y tomando chupitos con sus primos y vecinos -según estudios de la Universidad de Brighton, 9 de cada 10 choleros que viven en la era han contraído el síndrome del chupito-.