Quini y Lola

Quini y Lola

Quini y Lola

Quini ha sido como las tablas de daimiel de la peña la Chola. Aparece un par de veces cada diez años, pero se sigue hablando de él, ya sea por las sonadas fiestas de los tiempos mozos de la Chola, o por las cuotas que han seguido sufragando nuestras juergas, o por Lola, una chica super simpática que disfrutó su bautismo en el chariz y que prometió volver todos los años. No perdemos la esperanza. Quini, te comprendemos y te ayudamos: vuelve al chariz en el mes de agosto -que el agua está más rica que en Navidad-.